miércoles, 30 de marzo de 2011

Conjetura del beso


Qué sabrá mi boca de tu boca
si solamente de bruma son tus besos;
si se ahoga de arena y caracolas
en este mar desolado de los sueños.

Qué sabrá tu boca de la mía
si como un lobo atávico y hambriento
muerde besos de amor en mi poesía
y sacrifica mis ansias en su aliento.

Tu boca no conoce de mi boca.
Mas en el círculo inasible del deseo
tus labios y los míos se devoran;

y tu lengua incendiaria que la explora
va dilatando entre los dientes el secreto
de transfundirnos el alma boca a boca.

Silvia Piccoli - Noviembre 2010

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar