lunes, 11 de noviembre de 2013

sinsentido

desde temprano me cerca
el rugido del martillo hidráulico
contra la capa de cemento

y las bocinas disgustadas porque
no atinan a diluir su estúpida materialidad
ni alzar el vuelo

desde alguna esquina insiste una sirena
arrecian ruidos y metales
y desfallece el silencio

los pájaros no entienden si han equivocado
la estación
o si han penetrado inadvertidamente
en el infierno

todos pujan
por nacer a la sórdida prisa de un lunes de noviembre

(en algún lugar que no conozco
un hombre llora
por su niño ahogado

y una mujer que apenas ha vivido veinte años
destroza su corazón
contra la capa de cemento)


Silvia Piccoli – 11 noviembre 2013

1 comentario:

  1. Muy bueno el poema, se debería llamar "Urquiza al 100".
    Saludos

    ResponderEliminar